jueves, 28 de febrero de 2019

Consejos para leer libros gratis y legal


Hace mucho que tengo deseos de compartir apps para leer gratis. Ya que creo que no todos tenemos una economía excelente para comprar cientos de libros al año. Por lo que creo que este tipo de publicaciones vienen muy bien. Debido a que es información que, a veces, ni sabemos que existe. Incluso, en este último tiempo he encontrado suficientes apps para redactar el post deseado. Sin embargo, antes de ir directo a aplicaciones móviles, quiero compartirte unos consejos para leer libros gratis y de forma legal.

¿Leer libros gratis y legalmente es posible?

Sí, es posible, aunque hay ciertos detalles para considerar. Así que es por ello que hoy quiero dejarte un listado de consejos muy útiles. Estos los he puesto en práctica los últimos meses y así he logrado mantener mi lectura constante. Tal vez conseguir novedades sea más difícil, pero si disfrutas de la lectura, siempre podrás hallar algo de tu gusto. Por ende, te enlisto mis consejos para leer libros gratis y legalmente.

5 consejos para leer libros gratis y de forma legal


1. Buscar libros sin derechos de autor

¿Sabías que cada año hay nuevos libros que quedan sin derechos de autor? No sólo podemos  encontrar de forma gratuita los grandes clásicos de la literatura. Sino que también podríamos disfrutar de más libros que cada año pasan a ser de dominio público. Por lo que, con googlear acerca de libros de dominio publico gratis, podremos obtener un gran listado de lectura.

2. Buscar las ofertas de libros gratis 

Para este punto deberás estar muy pendiente de las redes sociales. Por lo que te aconsejo seguir a través de Twitter (principalmente) y en otras redes sociales a escritores y a bloggers literarios. Ya que hay escritores que aprovechan ciertas épocas o festividades para regalar durante todo un día algún libro suyo. A su vez, también están los bloggers literarios que comparten en las redes sociales estas ofertas. Por lo que, de esta forma, tal vez puedas hacerte con más de tres libros gratis en un día. 

3. Participar de lecturas conjuntas

Después de la primera lectura conjunta en la que he participado, realmente espero tener una nueva oportunidad con este tipo de actividades. Me he visto sorprendida con lo interesante que es esto. No sólo por el hecho de leer un libro gratis, sino que por tener la oportunidad de descubrir un nuevo autor. A su vez, también podremos disfrutar de charlar sin miedo a spoilers con otras personas que están leyendo el mismo libro contigo. Incluso si somos timidas, es lindo ese sentimiento que causa una lectura conjunta. 

Eso sí, debes estar muy atenta/o a los detalles de inscripción. Por lo que revisar bien los requisitos para participar es super importante. No todas las lecturas conjuntas son tan accesibles para cualquiera. Las hay de bastantes tipos y, sinceramente, hasta este año me cruzaba muchas con requisitos de X cantidad de seguidores. Esto te puede tirar para atrás pero es cosa de buscar bien.


4. Participar en sorteos de e-books

Sí, seguramente si eres latina/o piensas muy similar a mí: "El 99% de sorteos de libros cool son nacionales para España. ¡Españoles benditos!" Sin embargo, no hay que perder las esperanzas. Sí, tal vez el 99% de libros en formato papel son nacionales para España. Sí, el 1% restante que sean de tu país es el ganador quien paga el correo... 

¡Pero no olvides los e-books! También hay sorteos internacionales de libros electrónicos y son estos los que debes aprovechar. Aunque sea cosa de suerte, ¿quién dice que esta vez no te toca a ti? Este año participé en varios sorteos literarios (como 15 creo) y gané en dos. Aunque sólo recibí uno de los premios (super sad). Por lo que, aunqueno te ganes todos los libros o demores en ganar alguno, es cuestión de seguir probando nuestra suerte.

5. Hacer intercambios de libros entre amistades

Este punto lo he visto mucho entre bloggers literarios pero en formato papel. Aunque, según el país, el costo del correo puede salir tan caro como ir a la tienda y comprarte el libro (re Argentina). Aunque bien podemos intercambiar con algún amigo (que viva cerca) libros en formato papel.  Más allá de que haya que cuidar bien de estos libros, es la opción más clásica y antigua.

No obstante, creo que también podemos hacer intercambios de libros electrónicos. Aunque, creo yo, sólo con una persona de confianza y con un libro que hayamos pagado. Ya que hacer un intercambio con un e-book que te ha sido confiado un autor o una editorial (para reseñar, seguramente) no me parece correcto. Sin embargo, la confianza de que esa persona no hará maldad a partir del intercambio también es algo para considerar.

¿Qué consejos aportarías para leer libros gratis?

¿Estabas al tanto de estos consejos? ¿Has puesto en práctica alguno? ¿Qué otros consejos me darías? Te invito a compartir tu opinión y experiencia acerca del tema que he tratado hoy. La caja de comentarios esta más que abierta para conocerte un poco mejor. Espero que hayas disfrutado de este artículo tanto como yo de poder compartirlo contigo. Muchas gracias dedicar un poco de tu tiempo para leerme. Te deseo que tengas una bellísima semana.

14 comentarios:

  1. ¡¡Hola!!
    Creo que esta entrada es muy interesante y muy necesaria, sobre todo para aquellos momentos en los que quieres leer un libro desesperadamente y no puedes permitírtelo en ese momento.
    No tenía ni idea de las 4 primeras y me parecen muy buenas opciones aunque hay veces en las que tienes que esperar bastante para conseguir el libro.
    La quinta la he puesto en práctica y al principio me agobiaba prestar mis libros por miedo a que me los pudieran estropear pero con el paso de los años he llegado a ser más flexible y menos controladora (aunque soy como las bibliotecas,una vez que te lo presto tienes x tiempo para devolverlo).
    Hace años cuando tenía como 14-15 años en mi colegio había un club de lectura en el que en cada trimestre pedía a cada integrante del club que pusiera en una hoja hasta tres libros que desease leer y el centro se encargaba de traerlos a la biblioteca de la escuela.Ese era mi método para leer libros gratis, ja ja ja.
    Que tengas un buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Samantha!

      Que genial que te ha gustado el post. Realmente, a veces, es bastante duro desear leer un determinado libro y no poder pero siempre hay opciones interesantes esperándonos. De ahí mi deseo de compartir estos consejos para leer libros gratis.

      Te entiendo completamente lo que es prestar un libro. Incluso con mi hermana soy un poco estricta a la hora de prestar o intercambiar libros. Más por el miedo a que les suceda algo trágico. Sin embargo, me parece bien el tiempo límite y algunas reglas básicas sobre cuidar los libros prestados.

      Que genial lo de tu escuela y lo del club de lectura. Recuerdo que cuando entré a la escuela secundaria y descubrí la biblioteca fue cuando más libros leía. Hasta el punto en que llegué a ganarme la confianza de la bibliotecaria para poder llevar algunos libros a casa los viernes y regresarlos el lunes siguiente. También, las bibliotecas públicas son otra buena opción para leer libros gratis. Aunque cada biblioteca tiene sus reglas sobre prestamos.

      Gracias por comentar y compartir tu opinión y experiencia literaria. Que tengas un bello domingo e inicio de semana.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  2. Hola!

    Me han gustado mucho tu entrada y tus consejos para leer libros gratis. Algunos ya los hacía, como leer libros sin derechos de autor, sobre todo los clásicos, claro, y lo de aprovechar las oportunidades que algunos autores ofrece de un día gratis. Lo que sí que me ha llamado más la atención son lo de las lecturas conjuntas. He participado en alguna, pero no he visto ninguna de las características que tú dices. Quizá podrías hacer un post con esta información, porque a mí me resultaría muy muy interesante. Gracias por la entrada, es genial.

    Un saludo!! ^,^!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Me alegra muchísimo que te haya gustado el post. Acerca de las lecturas conjuntas, las características y requisitos dependen mucho de quién las organiza. Algunas piden tener el libro o comprarlo, otros los autores aportan una edición digital, algunas son para gente con o sin blogs, otras para quienes tienen más de un determinado número de seguidores. Hay de bastantes tipos, la verdad. Ya me detendré a investigar más y compartiré un post especializado en lecturas conjuntas. ❤

      Que tengas un buen día.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  3. Hola!

    Buena entrada, esperaba ver el listado de las apps, me interesa poder leer algún libro gratis y legal, yo lo que hago es buscar en Amazon que de vez en cuando ponen e-books de manera gratuita. Nunca participe en una lectura conjunta, no me da el tiempo para participar ni tampoco puedo hacerme con un ejemplar de lo caros que está en Argentina.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Belén.

      Aún estoy planeando ese artículo, que quiero probar bien las aplicaciones para poder compartirlas. Sobre las lecturas conjuntas, como le decía a Laura, hay de muchos tipos y algunas te ayudan a ahorrar. Aunque del tiempo, yo temía que se me haría un lío pero depende mucho de la organización de cada una. En la que participé, nos daban un mes para leer el libro y publicar la reseña.

      Que tengas una linda semana.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  4. Hola guapa, me encanta esta entrada porque me has dado buenas ideas para leer gratis. Me apunto lo de buscar libros sin derechos de autor, no se me había ocurrido. Sí participo en sorteos y quiero apuntarme a lecturas conjuntas también. De otra forma, leo libros gratis por la biblioteca, que es la opción más obvia. Gracias por tu post, me ha resultado muy útil.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lorena.

      Que genial que te ha gustado el post. Lo de leer libros sin derechos de autor es bastante interesante, más si se trata de clásicos literarios. Ánimos con las lecturas conjuntas y sí, las bibliotecas siempre salvan los antojos de leer. ❤

      Que tengas un buen día.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Las bibliotecas, mira que leer en biblioteca no es caro, que la tarjeta no suele pasar los veinte o treinta pesos y realmente, lo vale.
    ¡Otra manera! Las librería-café, como el Ateneo, por ejemplo, que puedes ir a tomar un café/comer algo y leer un libro mientras estás en la sucursal, lo que es una buena forma si no puedes/no quieres pagar el libro.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Me encantraon tus consejos para poder leer de manera digital y gratuita sin saltarnos ninguna regla. Las bibliotecas también sirven si quieres leer libros en formato fisico.
    Es genial participar en lecturas conjuntas, a veces no tenemos amigos con los que compartir o contarles lo que estamos leyendo, no es como con las series que es facil charlarlas porque todo el mundo las ve. Por eso las lecturas conjuntas son geniales para debatir además de que como bien dices se conoce mucha gente nueva y ESCRITORES que quiza solos no hubiesemos elegido.
    Excelente entrada!

    ResponderEliminar
  7. muy interesante tu blog Lo encontré en lo de JLO
    abrazos de una argentina que vive en miami

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa
    Me ha encantado tu post porque no siempre podemos gastar dinero en libros y es genial tener a mano estos trucos para leer libros gratis pero de una manera legal
    No sabía que con las lecturas conjuntas podíamos acceder a los libros de manera gratuita, le echaré un vistazo. Y tampoco sabía que salían libros sin derechos de autor
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Arien.

      Que estupendo que te haya gustado el post y muchos ánimos con las lecturas conjuntas. Acerca de los libros sin derechos de autor, estos derechos tienen una fecha de vencimiento (como quien diría). Por lo que tras cumplir una determinada cantidad de años tras la muerte del autor, pasan a ser de dominio público.

      Gracias por comentar y que tengas un bello día.

      ¡Saludos!

      Eliminar

Escapando al bosque © 2019 Todos los derechos reservados